Y el curso se va acabando…

Quedan muy poquitos días para que los alumnos dejen de asistir a las clases y se dediquen solo a preparar los exámenes y, eventualmente, a presentarse a ellos. Dentro de poco los pasillos de la facultad se irán quedando cada vez más vacíos y notaremos todos que el curso se acaba…

Naturalmente esta época se vive de forma muy distinta desde la perspectiva de los profesores o de los alumnos. Unos tienen que pensar en evaluar el trabajo y los conocimientos de sus alumnos, y otros tienen como meta aprobar, sacar nota o que se vean reconocidos sus esfuerzos durante el curso. Y tampoco es igual ser alumno de los primeros cursos que un alumno que pretende terminar sus estudios en este curso. Se vive muy distinto. Los profesores lo vemos. Año tras año vamos notando cómo aumenta la preocupación conforme se acerca el final del curso. Yo llevo muchos tiempo dando clases a alumnos que se acercan al final de la licenciatura y observo ya no solo preocupación por los exámenes sino, lo que es mucho más importante, por el futuro cercano.

Veo en muchos de mis alumnos una gran desinformación sobre qué posibilidades se les plantean una vez acabada la licenciatura. ¿Qué hacer: buscar trabajo de lo que sea, un máster, el CAP,…? Sinceramente, no los preparamos para que tengan una visión real y global de las opciones. A lo sumo, a los que se acercan a nosotros a nivel personal y preguntan por si pueden hacer algo entonces les decimos algunas de las posibilidades. Pero esto no deja de ser una solución muy parcial porque son pocos los que se atreven a preguntar -y no siempre preguntan al que mejor podría informarles-.

Ahora es cuando muchos estudiantes se lamentan de no haber conseguido mejores notas que hagan que su expediente sea tenido en cuenta a la hora de competir por una beca o una plaza en un programa de doctorado o un máster o un contrato de trabajo. Porque ahora sí se compite, esto no podemos negarlo. El currículo es algo que nos acompañará siempre -por eso es currículum vítae-. Conforme pase el tiempo podremos ir eligiendo qué cosas resaltar y qué cosas ni siquiera nombrar según a quién se le presente, pero un licenciado recién terminado pocas cosas más importantes puede señalar que su expediente académico, así que las notas o la media de las notas que haya conseguido es mucho más importante de lo que parece en estas primeras etapas.

Pero hay otras cosas que muchos valoramos incluso por encima de las notas. Son las actitudes, las ganas, el desparpajo, la disponibilidad, el que alguien se nos plante delante y nos diga que tiene claro que lo que le gusta es esto y que está dispuesto a seguir ese camino, sea trabajar o seguir formándose o hacer un doctorado o varias cosas a la vez. Si con esas edades uno no demuestra empuje poco se puede esperar que lo haga después.

Así que aunque las cosas son un pelín más complejas de lo que yo las pinto aquí, mi recomendación a los que están cerca de acabar es que no se corten, que hablen, se entrevisten, echen papeles y muestren una actitud positiva hacia las ofertas que puedan encontrar, que para decir que no siempre hay tiempo si no les interesa lo que encuentren. Que busquen su camino con ahínco porque nadie va a ir a buscarlos a ellos a sus casas, y que no se dejen llevar simplemente por lo que vean que decide la mayoría de los compañeros. Las opciones ahora son completamente personales, ya no hay trabajos en grupo, hay que enfrentarse de forma individual al futuro.

Y solo me queda desearles suerte -porque también hay que tener suerte, a qué negarlo-, suerte con los exámenes y suerte con lo que les depare el futuro inmediato.

Anuncios

4 comentarios

  1. Ana

    Estoy completamente a favor de lo qué dice. Salimos de la Universidad mucho peor de lo que entramos, y no me refiero al conocimiento (bueno, algunos también) sino a saber de qué va el mundo real. Falta la asignatura de Vida Real, yo que usted se lo proponía al decano…

    Qué vértigo…

    mayo 23, 2008 en 3:33 pm

  2. salvaguirado

    No se lo propongo al decano porque me temo que sería capaz de tratar de incorporarla al plan de estudios, créditos europeos claro, y decir que con eso queda cubierta la transversalidad de los contenidos del plan 🙂
    Me parecería mucho más interesante un buen conjunto de seminarios/conferencias a lo largo del curso por representantes del mundo laboral y de licenciados que hayan terminado sus carreras en los últimos cinco años por ejemplo.
    Por dar ideas…

    mayo 23, 2008 en 3:53 pm

  3. Somehow i missed the point. Probably lost in translation 🙂 Anyway … nice blog to visit.

    cheers, Around!!!

    junio 20, 2008 en 7:11 pm

  4. You are welcome to the blog.
    Sorry for the delay publishing your comment, it was identified as spam.
    Thanks.

    junio 23, 2008 en 8:56 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s