Libros, libros, libros

Hace bastante tiempo que no escribo de libros y no es porque no lea, sigo leyendo como siempre pero en los últimos artículos he estado más pendiente de la música, a la que no dejaré abandonada (ya tengo pensado el próximo disco dedicado…).

He estado leyendo un par de novelas de esas que podemos considerar éxitos de venta. Y entre las dos, teatro. Hacia las dos novelas tenía prejuicios porque conocía a los autores, en un caso el prejuicio era negativo y en el otro no. No sé si al final debería intercambiar los juicios sobre los escritores.

Ya he dicho en otros posts que cuando uno conoce aspectos de la vida personal de un autor, a veces esto influye en la consideración de su obra. Esto me pasó con la primera novela; fue un regalo que hice y que al final decidí leerla yo también. Es la novela finalista del último premio Planeta (Villa Diamante) y su autor el conocido por sus apariciones en televisión Boris Izaguirre. Es difícil en este caso guardarse de los prejuicios porque la figura del autor es demasiado conocida y da una imagen de frivolidad estudiada que no compagina a priori con la de un autor serio.

Nada más lejos de la realidad. Me he quedado sorprendidísimo de la calidad de la novela. Está muy bien escrita, con una sensibilidad muy notable, lo mismo que el manejo del lenguaje. Y las historias que cuenta entrelazan muy bien los aspectos personales con los sociales y políticos en una Venezuela que sufre las dictaduras de mediados del siglo pasado. Muy recomendable. Lo mismo que es recomendable no dejarse llevar por los prejuicios culturales; esto lo he recordado al leer a Boris Izaguirrre.

La segunda novela está siendo uno de los éxitos -si no el éxito- de ventas de la temporada: El juego del ángel, de Carlos Ruiz Zafón. Es de esas novelas que te atrapan, y ya no puedes dejar de leer porque la intriga de la trama es cada vez mayor, va in crescendo, y sin darte cuenta estás con unas ganas enormes de que pasen las páginas para enterarte de más cosas. No voy a contar nada de la trama ni del final porque estropearía su lectura. Pero sí diré que es una novela a la que cualquier final que se le hubiera puesto es difícil de admitir, de encajar de buena manera, de aceptar como la solución lógica. El autor es brillante y algunos de los personajes son magníficos -yo me quedo con el de Isabella, que me parece genial- y la recreación de Barcelona en los años veinte es muy buena, pero cuando termina uno de leerla se queda uno con un final no demasiado esperado, bueno pero no tan brillante como el resto. Quiero pensar que había pocos finales mejores…

Y entre medio de las dos novelas, una tragedia de Shakespeare. No hay nada mejor que volver de vez en cuando a los maestros totales de la literatura para apreciar de verdad su valor. Yo lo suelo hacer cuando no tengo a mano un libro nuevo y tengo necesidad de leer, que es todos los días. En este caso leí una tragedia que hacía mucho que no lo hacía, el Otelo -su título completo es La tragedia de Othello, el moro de Venecia-. Qué forma de construir personajes, dios mio. Y al contrario de lo que solemos creer desde un punto de vista muy reduccionista, Otelo no va sólo de celos -desde luego los celos de Otelo los sufre Desdémona que no es más que una víctima-. Pero Otelo, a su vez, es víctima de los engaños, de la traición, de la instigación hacia el asesinato de Iago (o Yago, según la traducción). Ése sí que es malo. Como todas las tragedias de Shakespeare termina mal y con un montón de muertos pero nos enseña en tan pocas escenas más de la naturaleza humana que muchos otros libros sesudos.

Venezuela (Villa diamante), Barcelona (El juego del ángel), Venecia y Chipre (Otelo), veréis que no he parado de viajar. Además de aprender en los tres libros cómo las pasiones humanas determinan nuestras vidas, y nuestro final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s