Discos dedicados. Viernes 4 de julio.

Después de ver el aspecto de Peter Frampton en el disco dedicado de ayer, lo relacioné mentalmente con la imagen de Tadzio, el inolvidable bello joven de aspecto andrógino de la película Muerte en Venecia de Visconti que es una adaptación de la novela del mismo nombre de Thomas Mann. No sé, sería por los pelos largos y rubios -no hay mucho más parecido-, pero lo cierto es que la imagen se me vino a la mente, y ya no pude menos que acordarme de la banda sonora de la magistral película, que se centra en la quinta sinfonía de Gustav Mahler.

Por supuesto os animo a escuchar la sinfonía entera pero por lo menos os dedico este trozo de su cuarto movimiento, el adagietto, que para mí es una de las más bellas músicas escritas para orquesta sinfónica. No está completa pero he preferido poneros este montaje porque se puede apreciar la belleza de Tadzio y comprender la historia que cuenta la película del compositor que se enamora de la belleza perfecta e inalcanzable de Tadzio.

Podéis encontrar en la red versiones distintas de la pieza. Hay varias de Zubin Mehta dirigiendo a distintas orquestas (enlace aquí), pero para mi gusto a la versión de Mehta le falta un pelín de la fuerza -romántica y descarnada- que tiene la versión de la banda original de la película que es la que os pongo.

Espero que os sintáis conmovidos por la belleza, por la belleza física del joven y sobre todo por la belleza que llega al alma de esta música.

Anuncios

6 comentarios

  1. Arias

    Esto me recuerda que el vocalista del grupo alemán Tokio Hotel, Bill Kaulitz, también luce un look bastante andrógino. Más bien es ambiguo, en realidad parece una chica. Yo lo considero de extraordinaria belleza porque sus facciones son perfectas y pueden compararse con las de su hermano gemelo, Tom (guitarrista del mismo grupo). ¿Será el maquillaje?

    julio 5, 2008 en 10:07 am

  2. Sí, tienes razón las facciones de Bill son andróginas, pero en su look interviene mucho el maquillaje (sobre todo en los ojos) y yo no compararía la belleza pura del joven Björn Andrésen (el actor que encarna a Tadzio) con la belleza gótica de Bill Kaulitz. Son cosas distintas a mi parecer, aunque lo andrógino está presente en los dos casos.

    julio 5, 2008 en 10:51 am

  3. Arias

    Sólo dije que me recordaba.

    julio 5, 2008 en 11:03 am

  4. Es cierto, y fíjate cómo empezó este disco dedicado, porque Peter Frampton me evocó a Tadzio, y no se parecen en nada…

    julio 5, 2008 en 11:20 am

  5. Arias

    Me dedico a mi misma esta canción de Tokio Hotel: Don’t jump. Y a ti también.
    http://es.youtube.com/watch?v=zd7gE28f3G4

    julio 5, 2008 en 3:57 pm

  6. Bonita de verdad la canción. Gracias por lo que me toca.

    The eyes of the city
    Are counting the tears falling down
    Each one a promise of everything
    You never found

    Que encuentres lo que busques…, que todos lo encontremos. Así nadie saltará 🙂

    julio 5, 2008 en 4:46 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s