Crisis y gobierno y ciudadanos

Preferiría estar viendo jugar a Rafa Nadal pero está lloviendo en Londres y han parado el partido, y mientras aquí estamos a 37ºC y no se apetece estar ni en la piscina, así que he pensado en escribir uno de esos post más o menos políticos y que son los que con menos entusiasmo comenta nadie 🙂 .

Ya parece que hemos aceptado todos que hay crisis -se puede estar unos días o semanas mareando la perdiz sobre si la palabra crisis es la adecuada o no pero llega un momento en que ya no cabe el disimulo-, y ahora lo que estamos todos esperando es saber cuánto va a durar y qué medidas va a tomar el gobierno.

Tengo amigos que dicen airadamente que el gobierno no está haciendo nada y que no hay derecho, que hay que tomar medidas para controlar la subida de los precios -especialmente de los carburantes-, sean las medidas que sean, que ya está bien eso de no hacer nada. Cuando algún otro amigo contesta que el gobierno poco puede hacer frente a la crisis financiera a nivel casi mundial y a la escalada de precios del petróleo, los primeros se enardecen y dicen que hay que hacer lo que sea, intervencionismo puro y duro.

Yo soy pesimista en relación a esta crisis. Hemos vivido otras y esta tiene la misma pinta. Creo que esto no ha hecho nada más que empezar y que los que están manejando los precios del petróleo tensarán la cuerda hasta que les convenga. Y los que son responsables -irresponsables- de las crisis de las entidades financieras no podrán dar respuesta al caos que han provocado y del que ellos no van a salir demasiado perjudicados.

Esperamos de nuestro gobierno que tome medidas que no puede tomar, no porque no quiera hacer nada o porque sean unos inútiles (de lo cual yo no estoy defendiendo a nadie) sino porque hacen lo que hacen casi todos los gobiernos que es respetar las leyes del mercado. Y ahí está el problema a mi entender, en el mercado, o sea en el sistema económico en el que nos movemos, el capitalismo para decirlo claramente. Está muy pasado de moda ser anticapitalista pero veréis que como la crisis siga agudizándose y perdurando en el tiempo habrá más de uno que se acuerde del capitalismo.

Porque vamos a ver, como ciudadanos no le exigimos al gobierno cuando hubo que hacerlo que no dejara que las grandes promotoras y constructoras forzaran los precios de la vivienda hasta límites insospechados. Se inflaron. ¿Por qué no intervino el gobierno? Porque había que respetar al mercado. Nosotros comprábamos y ellos vendían. Y si no teníamos dinero, los bancos nos lo prestaban. Los bancos, otros que se han inflado. Y lo seguirán haciendo, podéis estar seguros de que a final de año todos los bancos volverán a declarar beneficios alrededor del 20%, casi siempre lo hacen -las ganancias reales son mucho mayores, pero es mejor maquillar el dato para no llamar la atención-.

Así que mientras vivíamos en el intermedio entre crisis y crisis hemos exigido muy poco a nuestros gobiernos. Ahora nos falta tiempo para hacerlo. Es natural, pero me temo que inútil. La crisis es algo que no se gestiona a nivel nacional y es una de las consecuencias cíclicas del capitalismo salvaje en el que vivimos. Y yo no tengo alternativas, que es lo peor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s