Estado protector

Al estado no le gusta que pongamos en peligro nuestras vidas. Tanto no le gusta que nos castiga con multas si no usamos el cinturón en el coche o el casco en la moto.

Cada verano hay nuevas campañas de tráfico para disminuir la siniestralidad -y por tanto la mortalidad- en las carreteras. Y es que el estado del bienestar tiene que ser un poco paternalista para que sea verdaderamente estado del bienestar.

Campañas contra el consumo de alcohol cuando se conduce hay que tomarlas en este sentido. Igual que recientemente veo campañas en televisión para que tengamos cuidado con el calor, que bebamos agua y no hagamos mucho ejercicio en las horas de calor -¿habrá que parar las obras al aire libre en las horas más calurosas, no?-.

Total que el estado nos cuida, se preocupa por nosotros, que no nos pase nada ni pongamos en peligro nuestras vidas. Entonces, ¿por qué no prohibe los sanfermines?

Serán unas fiestas con todo el arraigo cultural del mundo, pero mira que tiene peligro correr delante de un toro, y ya sabemos que el alcohol está presente en abundancia. Heridos cuando no muertos todos los años. Y lo tenemos hasta en la sopa. Todos los días nos retransmiten los encierros, las cornadas, los empujones…, con cámara lenta y con repetidas alusiones a lo universal de la fiesta -entiéndase recurrentes comentarios sobre Hemingway y sobre la lírica del acontecimiento-.

Vale, la cantidad de víctimas es pequeña comparada con los accidentes que ocurren cada fin de semana, pero la defensa de la vida nunca puede ser una cuestión cuantitativa para el estado -ni para nadie-. O defendemos la vida o no la defendemos, o nos preocupamos o no lo hacemos. A mí me pueden multar por no llevar el cinturón en el coche, pero si corro delante de un toro (que va a ser que no) no pasa nada, nadie me castiga ni siquiera si me hieren o provoco yo un accidente por mi torpeza o por mi nivel de alcohol, y además me sacan en la tele. ¡¡¡Toma sanfermines!!!

Anuncios

2 comentarios

  1. Curiosa reflexión, pero cuánta razón tienes… La cuestión es que multar (vamos, sacar pasta) a la gente por participar en una fiesta… como que no es muy procedente…

    julio 8, 2008 en 11:11 am

  2. No des pistas que todo se andará…
    Es como si fuéramos a un parque temático 🙂

    julio 8, 2008 en 11:19 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s