Notas para un guión…, digo: notas sobre un guión.

La cámara enfoca de lejos a tres hombres de mediana edad que se dirijen hacia las mesas de una terraza que está medio vacía.

NOTA: Agustín (Agustín es el productor), he puesto de mediana edad porque así pueden valer casi cualquiera de los actores nacionales, si Antonio, Alberto o Guillermo no están libres podemos pensar en otros…

NOTA: Agustín, hay una terraza cerca de mi casa que podría servir para esta escena. Si quieres hablo con el dueño para ver cuánto querría cobrar. No creo que mucho pero es mejor que le hable yo que lo conozco.

La cámara, que estaba a un nivel más bajo que los personajes y con objetivo de plano medio, va haciendo un travelling conforme sigue a los tres hombres hasta que eligen una mesa donde sentarse. Cada uno de ellos elige sin dudar una silla, la mesa es de cuatro, y se sientan con calma y con total confianza (se nota que son amigos).

Uno de ellos, el que tiene barba, hace una señal al camarero que está fuera de plano. Entra el camarero en el plano. Sin necesidad de preguntar a los otros dos, el de las barbas pide la consumición.

NOTA: Agustín, tenemos que hablar con los de las cervezas para ver qué marca nos da más dinero por sacarla en la peli. Si no entran en razones será cuestión de que en la escena beban cocacola, fanta, pepsi o lo que sea, esto es irrelevante para la escena pero tiene que dejar dinero.

Se va el camarero. Durante un momento los tres se quedan callados mirando a la lejanía. Es una escena muy cotidiana, entre amigos que han hecho esto muchas veces. Se inicia la conversación, va de mujeres…

NOTA: Si vemos que la conversación de mujeres no pega con el resto del guión, cambiamos de tema que eso no es problema. Incluso lo podemos arreglar en el doblaje. Otros temas posibles son el fútbol y, si no hay más remedio, la política.

Plano y contraplano de los dos hombres que hablan a continuación.

Hombre 1. ¿Te has fijado cómo nos mira esa tía?
Hombre 2. ¿Cuál, la de la faldita blanca? Yo la he mirado cuando pasaba por su lado. Va a ser por eso.

Plano medio de una mujer sentada con su hijo pequeño en una mesa algo alejada.

Hombre 3. ¡Venga ya! Ya salió éste con lo de siempre. Tiene que ser a él al que lo miren…

Primer plano de hombre 2.

Hombre 2. (Con cara de suficiencia) ¿Qué te apuestas?

Contraplano.

Hombre 1. ¿Cómo que qué te apuestas? ¿Qué piensas hacer, vas a ir a por ella? Tú no tienes valor…

NOTA: Agustín, la escena deberíamos rodarla en verano, lo que nos permite poner a una actriz joven con poca ropa, ya veremos la que esté libre, pero como no va a tener mucho diálogo será barato.

NOTA: ¿Te das cuenta de las distintas posibilidades dramáticas de la situación? Estoy entusiasmado… Podemos elegir que el hombre se levante y vaya a por ella (y a partir de aquí varias situaciones más) o que la cámara enfoque a un hombre que llega y se sienta con la mujer (es su marido al que estaba esperando), y también hay varias soluciones: se levantan y se van sin mirar siquiera a los hombres, se quedan y la mujer tontea con la mirada con el hombre 2, se quedan y mira al hombre 1 y el hombre 2 cree que es a él… Agustín, veo un filón… creo que me inclino por que se levantan y se van, no quiero que el climax sensual de la peli quede marcado por esta escena.

Plano medio de los tres hombres.

Hombre 3. ¿Qué, cómo se te queda el cuerpo? Se van. ¿Lo ves? Y sin mirar siquiera para nuestra mesa. A ver si aprendes chaval…

Hombre 2. ¿Qué sabrás tú? Esa está en el bote. Te lo digo yo.

Hombre 1. Pues a mí me suena la cara. Creo que ya la he visto antes por aquí.

La cámara se va alejando y se mueve lateralmente hasta que entra en campo el camarero detrás de la barra que los mira con una sonrisa cómplice.

Camarero. ¿Hace otra ronda?

Plano corto de la mesa.

Hombre 1. Hace.

NOTA: Tengo una duda, Agustín. Si es cerveza lo que al final tomen (porque sea lo que más dinero nos deje), no sé si estará bien visto que beban tanto alcohol seguido. Tendremos que pensar en el target al que va dirigido la peli. Si son refrescos no hay problemas, pero no van a quedar muy machos los tres, y ya sabes la fama que tienen Antonio, Alberto y Guillermo: igual tendríamos que cambiar de actores. ¿Cómo lo ves, Agustín?

Plano general de la terraza.

Por la derecha entran dos chicas jóvenes que se sientan relativamente cerca de los hombres. La cámara las sigue hasta que están sentadas. Van hablando bajo.

Primer plano de Hombre 2.

Hombre 2. Esta vez sí que no hay duda, estás dos quieren guerra.

Primer plano de Hombre 3.

Hombre 3. Pero si no han mirado siquiera…

Contraplano Hombre 2.

Hombre 2. Tú qué sabrás…

NOTA: ¿Te das cuenta, verdad? Es como empezar de nuevo. Es una alegoría de que el sexo es lo que mueve el mundo. Y con esta escena, Agustín, conseguimos reflejar el callejón sin salida en el que se encuentran los hombres ya que no pueden hacer otra cosa que dejarse llevar por sus impulsos que son más fuertes que ellos. Creo que el público lo comprenderá así. No quiero hacerme ilusiones pero veo una gran película aquí, Agustín. No sé si el Goya (que ya sabes como son los de la academia, la tienen tomada contigo) pero algo sacamos, seguro.

NOTA: En cuanto me des tu visto bueno, Agustín, empiezo a escribir el resto del guión. Ya con esta escena te puedes hacer una idea del peazo película que voy a escribir y dirigir y tú a producir. Esto no puede ser sino el principio de una larga cooperación entre nosotros, con mi talento y tu dinero vamos a hacer grandes cosas. Si necesitas ponerte en contacto con mi representante ya sabes su número de teléfono…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s