Obama o McCain, qué más da

Dentro de un par de días serán las elecciones en los Estados Unidos; a estas alturas parece casi imposible que no nos hayamos enterado, más bien nos hemos hartado, empachado, hastiado…, vamos que algunos estamos hasta las narices de elecciones. Parece que se está jugando el futuro del planeta. Y mucho me temo que gane quien gane poco va a cambiar en el fondo de la cuestión. En Europa, no sólo en España, no somos los únicos paletos en esto, tenemos demasiada fe en que si gana Obama algo sustancial va a cambiar en la política de Estados Unidos, y yo no estoy muy convencido de que los cambios afecten mucho más allá de las formas y de ciertos gestos que están perfectamente estudiados por los asesores de marketing y publicistas de las campañas electorales.

El verdadero poder en Estados Unidos y prácticamente en todos los estados del mundo reside en el poder económico. Poco puede hacer nadie a nivel personal para cambiar esto. Obama, no lo olvidemos, es además un producto de la élite que estudia en Harvard; sí, es negro y liberal y desde luego mucho más cercano a mi forma de pensar que lo pueda estar McCain nunca, pero poco cambiará en el fondo en las relaciones del imperio americano con el resto de los estados. Nadie en su partido pone en duda el sistema capitalista, en todo caso se propone retocar los controles sobre el sistema financiero y poco más. No le puedes pedir peras al olmo, es inútil y además desalentador si uno pone demasiada confianza en que el olmo tenga a bien dar peras…

Anuncios

4 comentarios

  1. Yo quería que el olmo diera peras, una que no se resiste a la inocente esperanza… Lo que me alegraría si ganara Obama es que al menos se habrá superado el racismo en parte de la población (pese a la campaña destructora de McCain…).

    noviembre 3, 2008 en 3:45 pm

  2. No estoy muy seguro de que si gana Obama significaría que se haya superado en parte el racismo, éste va a quedar bien asentado por mucho que elijan a Obama. Como dice Noam Chomsky, Obama no es un verdadero negro (entiéndase esto), para ver negros en Boston hay que irse a los suburbios…
    Un abrazo, Ira.

    noviembre 3, 2008 en 5:05 pm

  3. Sí, creo que no me he expresado bien. Me refería a que al menos no todo el mundo se ha dejado llevar por la campaña devastadora de McCain en la que se tilda a Obama de riesgo para la población. El racismo hacia los negros de clase baja sigue… El final el racismo no es más que clasismo.

    Y eso de que habría que ir a los suburbios para ver negros de verdad me recuerda a el libro que nos han mandado leer en “Literatura de minorías”. Se llama “Invisible Man”, de Ralph Ellison, en el que el autor, de modo parcialmente autobiográfico, nos relata el desengaño del protagonista al descubrir que tanto en la sociedad blanca como en la sociedad negra de mayor clase social (la gente tipo Obama) pervive aún un elitismo del que es difícil escaparse.

    Es una lectura larga pero bastante recomendable, ahora que le estoy cogiendo el gustillo.

    Un abrazo 🙂

    noviembre 3, 2008 en 5:16 pm

  4. Totalmente de acuerdo contigo.
    Anoto el libro por si lo encuentro por aquí.

    Un abrazo.

    noviembre 3, 2008 en 5:32 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s