Esperanza

Se ha hecho realidad el deseo de muchas personas a lo largo del planeta: que ganara Obama o, pensado de otra forma, que no ganara McCain. Habrá que ver qué es lo que pasa, yo no me hago demasiadas ilusiones dicha sea la verdad, pero espero equivocarme. Lo espero de corazón. Por eso os dejo esta Oda a la esperanza de Pablo Neruda. Me quedo especialmente con la parte del final: los hombres, junto al agua, luchando y esperando: me gusta esa unión de la esperanza con la lucha. Si de verdad queremos tener esperanza en que este mundo cambie habrá que luchar por ello.

Oda a la esperanza

Crepúsculo marino,
en medio
de mi vida,
las olas como uvas,
la soledad del cielo,
me llenas
y desbordas,
todo el mar,
todo el cielo,
movimiento
y espacio,
los batallones blancos
de la espuma,
la tierra anaranjada,
la cintura
incendiada
del sol en agonía,
tantos
dones y dones,
aves
que acuden a sus sueños,
y el mar, el mar,
aroma
suspendido,
coro de sal sonora,
mientras tanto,
nosotros,
los hombres,
junto al agua,
luchando
y esperando,
junto al mar,
esperando.

Las olas dicen a la costa firme:
“Todo será cumplido”.

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡¡Esperanza, sí!! Yo también me muestro escéptica, no espero milagros. Pero nos hemos librado de un lastre de ocho años. Y si hay cambios importantes, además, mejor que mejor 🙂

    noviembre 5, 2008 en 8:06 pm

  2. A ver, a ver… Un punto (pequeñito, pero punto) a favor de los Estados Unidos es que no hay mal que más de 8 años dure 😀

    noviembre 5, 2008 en 9:06 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s