La maza

    Si no creyera en la locura
    de la garganta del sinsonte
    si no creyera que en el monte
    se esconde el trino y la pavura

    si no creyera en la balanza
    en la razón del equilibrio
    si no creyera en el delirio
    si no creyera en la esperanza

    si no creyera en lo que agencio
    si no creyera en el camino
    si no creyera en el sonido
    si no creyera en mi silencio

    qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera
    un amasijo hecho de cuerdas y tendones
    un revoltijo de carne con madera
    un instrumento sin mejores resplandores
    qué lucecitas montadas para escena

    qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera

    un testaferro del traidor de los aplausos
    un servidor de pasado en copa nueva
    un eternizador de dioses del ocaso
    júbilo hervido con trapo y lentejuela

    qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera

    si no creyera en lo más duro
    si no creyera en el deseo
    si no creyera en lo que creo
    si no creyera en algo puro

    si no creyera en cada herida
    si no creyera en la que ronde
    si no creyera en lo que esconde
    hacerse hermano de la vida

    si no creyera en quien me escucha
    si no creyera en lo que duele
    si no creyera en lo que quede
    si no creyera en lo que lucha

    qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera
    un amasijo hecho de cuerdas y tendones
    un revoltijo de carne con madera
    un instrumento sin mejores resplandores
    qué lucecitas montadas para escena

    qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera

    un testaferro del traidor de los aplausos
    un servidor de pasado en copa nueva
    un eternizador de dioses del ocaso
    júbilo hervido con trapo y lentejuela

    qué cosa fuera, corazón, qué cosa fuera
    qué cosa fuera la maza sin cantera.

Silvio Rodríguez – La maza

Anuncios

4 comentarios

  1. Señor Salvador, tenemos pensamientos interconectados. Al leer tu “Oda a la esperanza”, me acordé de Silvio y su disco “Expedición”. Ahí anduve silveando un rato… Y ahora apareces con “La maza”. Cuando nazca el día y no corra el riesgo (harto probable) de perturbar el sueño de mis progenitores me pondré a escucharlo. 🙂

    noviembre 9, 2008 en 12:35 am

  2. Pues esta interconexión va a ser un fenómeno digno de estudio… 😀

    No hay nada mejor que empezar un domingo por la mañana escuchando a Silvio. Yo lo voy a hacer también.

    Un abrazo, señorita Iraide.

    noviembre 9, 2008 en 9:08 am

  3. Ana

    ¡Qué grande es Silvio! Silvio a todas horas, hasta que te sangren los oidos. Silvio para cenar, para comer, Silvio aunque cobre las entradas de los conciertos a precio de riñon. Yo tengo un tatuaje por una canción de SIlvio, pero es una historia muy aburrida.

    ¡Gran canción! Aunque mi favorita es Esto no es una elegia.. Nadie me dedicó jamás canciones, me tengo que buscar un novio cantautor.

    noviembre 11, 2008 en 11:02 am

  4. Sí que es grande, sí. Para mí el mejor. No hay nadie como él cantando solo con una guitarra.

    Ana, como no soy como algunos de los que comentan en tu blog no empezaré a pedirte detalles del tatuaje xDDD

    Lo del novio cantautor está muy bien. Aunque tendría que pasar un filtro de calidad mínima… Me pido de jurado.

    noviembre 11, 2008 en 11:40 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s