Yo mismo, sin ir más lejos

Llevo varios días sin muchas ganas de acercarme a escribir en el blog. Puede que sea algo pasajero o el preludio de un nuevo final, tan cercana veo todavía la despedida no cumplida que me avergüenza un poco anunciar una nueva cuando lo cierto es que no me faltan temas de los que hablar sino ganas de ponerme a ello.

Seguro que a este estado de languidez bloguera ha contribuido sin querer lo que a otros blogs que visito (que son muy pocos, ya lo adelanto) les ha ido pasando, ya veremos qué pasa con este mío. Un amigo me llegó a decir ayer que cuando se ha dado cuenta de que no cumplí con mi intención de dejar el blog, que mi despedida no fue tal, le dió hasta coraje, así me lo dijo, esta mañana he visitado tu blog sabiendo que ya no escribías y he vuelto a ver que sigues escribiendo, hasta coraje me dió. Lo tomé como un cumplido, qué otra cosa podía hacer, tampoco era cuestión de pedirle más explicaciones al amigo, que a veces es peor cuando uno intenta explicarse.

Y si eso de explicar lo que uno quiere decir tiene su aquél, explicarse uno a sí mismo es casi imposible. De hecho, mi intención al escribir en el blog tiene mucho que ver con la necesidad de explicarme a mí mismo. Las personas somos predecibles, solemos comportarnos siguiendo unas pautas reconocibles, los patrones de nuestras conductas son normales en la medida que son predecibles. La mayor parte del tiempo nos comportamos así y entonces aparecemos normales dentro de la heterogeneidad. No me refiero a cuando hacemos cosas en el seno de un grupo, que entonces nuestra conducta tiende a imitar a la de los que están a nuestro lado, me refiero a lo que como individuos hacemos. Pero a veces nos comportamos de manera poco predecible o poco comprensible o poco reconocible, y no sabemos explicarlo.

Así que si uno no es capaz de comprenderse en algunas o muchas de sus conductas, tampoco cabe esperar que los otros, los que por muy cercanos que estén nos ven desde fuera, sean capaces de comprendernos del todo. Hay veces que no te entiendo, me pueden decir. Hay veces que no me entiendo, me digo yo. Y así, lo que ven los otros es una parte de mí mismo complementaria pero nunca completa de lo que yo soy, y lo que veo yo es una parte igualmente complementaria de lo que ven los otros. Y soy uno solo, una sola persona, no hay más, no sufro de ningún trastorno bipolar, simplemente es que hay una parte de cada uno de nosotros que nadie conoce bien, ni yo ni los demás, yo porque no tengo todas las herramientas para comprender todas y cada unas de las acciones que hago, los demás porque es inevitable que siempre te vean desde sus perspectivas o sus conceptos o sus experiencias o sus expectativas.

Pues bien, tanto lo que yo veo de mí mismo, como lo que ven los demás, como lo que ninguno vemos forman parte de mí. Son mi mismidad, mi mismísima mismidad, que no la comprende ni la madre que me parió.

Y la vuestra igual.

Anuncios

4 comentarios

  1. la verdad es que hay veces que cuando te levantas de la cama, lo único que te apetece es volver a meterte en ella.
    Y lo de escribir es como hacer abdominales… da una pereza a veces…

    noviembre 30, 2008 en 8:52 pm

  2. Sommer, me gusta la imagen de pereza lánguida como para quedarse en la cama, más en estos días de frio.

    Escribir haciendo abdominales, ahí está el reto… xDDD

    noviembre 30, 2008 en 9:28 pm

  3. Jajajaja, veo que te han vuelto las ganas de escribir 😛 Nosotros mismos nos sorprendemos a veces. No sabemos por qué a veces hay ganas, por qué otras no… Hay muchas variables. Así que bienvenido seas cuando escribas… Y cuando no. Sabremos que sigues al acecho 😉

    diciembre 4, 2008 en 3:47 pm

  4. Sigo un poco más todavía, Ira 😀

    Y hablando de escribir…, sé de una que lleva no sé cuántos días sin hacerlo, ¿será posible? Tus variables tendrás xDDD.

    Un beso.

    diciembre 4, 2008 en 4:46 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s