Como un cohete

coheteAsí debería ir yo para poder hacer todo lo que tengo que hacer, como un cohete. Y sin embargo va a ser que no. No quiero que me pase como a este petardo de la foto que prendimos mis hijos y yo hace un par de días en casa, ¡¡qué poquito duró!!, casi no me da tiempo a enfocar la cámara, y después qué poca cosa queda de lo que fue, y qué aspecto más quemado y poco honroso.

Huiremos de la vanidad del fulgor magnífico y de la incandescencia sublime para reconvertirnos en una lámpara de bajo consumo. 😀

Poquito a poco se llega lejos.

Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Sabia decisión, amigo!, sobretodo porque el presente, que es lo único que tenemos para bien o para mal, hay que saborearlo, disfrutarlo, vivirlo y convivirlo con todo aquello que amamos y nos es importante. Tus hijos lo celebrarán y tú también.
    Un abrazo cálido.
    Hannah

    febrero 2, 2009 en 4:08 pm

  2. La decisión será sabia Hannah, pero tus palabras lo son más. Muchas gracias por ellas.
    Un gran abrazo.

    febrero 3, 2009 en 7:29 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s