A propósito de los Goya

Sí, ya sé que llego tarde, que tenía que haber escrito sobre los premios Goya ayer a primera hora de la mañana, que ya no son noticia y que ya se habrá dicho todo lo que había que decir. Sí, eso debería preocuparme de verdad si esto que voy a escribir tuviera la intención (reconocida o no) de llegar a un amplísimo público y que generara una respuesta inmediata o al menos un pequeño debate. Pero no es el caso, el caso es que aunque tarde no quiero callar algo que me molestó un poquito al menos en la ceremonia conocida como “La Gala de los Goya”. Fue el tono reivindicatico que usaron algunos de los participantes en cuanto a lo que ellos llaman descargas ilegales. No sé si es por poca información o porque se haga con premeditación, el hecho es que siempre intentan homologar las descargas P2P con la piratería y con acciones ilegales. Mientras el legislador y los jueces en su interpretación de la ley no digan lo contrario, en España el intercambio de archivos P2P, las descargas para entendernos, ni son piratería ni son ilegales.

El tema puede debatirse, claro, pero que dejen de culpar a las descargas de la situación de la industria cinematográfica como antes lo hizo la discográfica. En un momento de su discurso la directora de la Academia de Cine dijo que no es de recibo que sean las operadoras de ADSL las que se lleven los beneficios del negocio (no son sus palabras textuales pero casi); pues que negocien con ellas, que al final todo es cuestión de dinero, al parecer no le importaba ni mucho ni poco si descargamos películas extranjeras…

Sin embargo, lo que me indujo a pensar escribir este post son las palabras que leyó en el nombre de Lala Huete la persona que recogió su premio ya que ella no pudo asistir. Dejó escrita una enorme diatriba contra las descargas y le pidió a las autoridades que esto no podía ser, que peligraban muchísimos puestos de trabajo. Quiero recordar que Lala Huete tiene un gran prestigio por las películas en las que ha participado como diseñadora de vestuario, pero en esta ocasión le han dado el premio por el diseño del vestuario de la película El Greco. Yo que la he visto, puedo decir que sus diseños me recordaban mucho, mucho a las pinturas del Greco. Igual sólo se inspiró, seguro que no copió, y seguro que no utilizó más que los originales de los cuadros para su inspiración de la época, nada de recurrir a intercambio de archivos con las fotos de los cuadros del Greco. ¡Ah, que los cuadros del Greco no tienen derechos de autor! Como los de tantos otros maestros pintores, ni tampoco los de tantos músicos clásicos, ni los de tantos científicos (si hubiera que pagar a los descendientes de Newton cada vez que alguien se vale de sus leyes de la física…).

O sea que por diseñar el vestuario de época de la película El Greco supongo que le habrán pagado la parte que se estipulara en su contrato, y como tiene talento y renombre seguro que habrá hecho valer sus derechos. Muy bien, pues seamos consecuentes y honestos. Gran parte del mérito en este caso ha sido de copiar los cuadros de la época. Así que por favor que no me den lecciones de honestidad hablando de descargas ilegales, que no lo son.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s