Gimnopedista

Así se definía a sí mismo Erik Satie poco antes de publicar sus Gimnopedias en 1888. Satie no solo supuso una renovación en las formas de composición musical sino que se caracterizó por dar unos nombres poco usuales a sus composiciones. Hoy día resultaría todavía moderno. En este caso el nombre Gimnopedia hace referencia a festividades religiosas en la antigua grecia en la que los jóvenes espartanos realizaban distintos ejercicios físicos y bailes. Como podréis apreciar esta música para piano no parece rememorar nada relacionado con la actividad física, es más bien una música muy serena (a lo new age o chill out), y la cara de Satie que aparece en la fotografía del vídeo no aparenta la de un hombre preocupado por el ejercicio físico. Sin embargo, hay que recordar que Satie compuso sus Gimnopedias con 22 años, estaría algo más atlético…

Y pensar que lo echaron del Conservatorio de París por falta de talento. Aunque años más tarde fue de nuevo admitido sus profesores siempre desconfiaron de su talento y terminó marchándose.

Me encanta esta música.

Anuncios

4 comentarios

  1. Cada cual llega a la música por diversos caminos. Conocí a Satie a través de mi gusto por la música del guitarrista Steve Hackett, quien junto a su hermano John en flauta grabó un precioso trabajo llamado Sketches of Satie, con transcripciones para guitarra y flauta desde los originales en piano de muchas de estas piezas clásicas.
    Aquí Gymnopedie n°1 seguida por una entrevista a los músicos: http://www.youtube.com/watch?v=9idloYD2Pc8

    Saludos!

    febrero 8, 2009 en 3:03 pm

  2. Gracias a tu blog y a tantas casualidades mi hija se ha prendado esta melodía.
    He bajado la partitura y ahora se va ha al piano. Si subo el video a youtube te aviso.
    Salu2

    febrero 8, 2009 en 3:26 pm

  3. Jorge, creo que compartimos bastantes gustos musicales, además de otros literarios, y fotográficos, y arquitectónicos, vaya que es un placer compartir tantas cosas.
    La música de Satie se traslada perfectamente a guitarra y a varios instrumentos de viento, en el vídeo que enlazas queda patente y, como Steve Hackett dice, se puede tocar con flauta, clarinete, óboe… Es una delicia.
    Un abrazo.

    febrero 8, 2009 en 8:55 pm

  4. Dracir, desde luego que me encantaría que subieras el vídeo a youtube (y si el blog ha servido de algo en esto no sabes lo contento que me quedo). ¡Ojalá a alguno de mis hijos les diera por tocar a Satie! Tocan el piano pero no se animan con esto. Poco a poco…
    Un abrazo.

    febrero 8, 2009 en 8:59 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s