Desde siempre, el final del camino

De la basílica de San Martiño de Mondoñedo de la entrada anterior, considerada la catedral más antigua de España, a una de las catedrales más famosas del mundo. Todo queda en Galicia.

Anuncios

7 comentarios

  1. De las posibles visiones de la catedral de Santiago, me parece que has elegido una acertadísima, el blanco y negro hace que una imagen tan repetida pueda tomar un cariz nuevo y diferente.
    Me gusta el resultado 😉
    bs

    (yo este año no he llegado a Santiago)

    noviembre 29, 2010 en 5:35 pm

  2. Ains…. ¿sabes que yo viví de niña allí? Esa imagen y así, con esa perspectiva la tengo guardada en mi retina y en mi corazón …ohhhhh qué morriña mas rica al verla…

    gracias

    noviembre 30, 2010 en 7:42 am

  3. Una foto mágica en un lugar mágico… Y el vuelo de ese pajaro me lleva a los recuerdos de mis visitas. Buena captura Salva

    noviembre 30, 2010 en 11:31 pm

  4. Bonita vista con el ave que le da vida y corre rauda al repique de campanas.

    Saludos.

    diciembre 1, 2010 en 2:51 pm

  5. Gracias a todos por vuestros comentarios. Me alegro de que os haya traído buenos recuerdos a algunas 🙂

    diciembre 2, 2010 en 8:30 am

  6. 🙂
    No es lo que más me gusta de mi ciudad pero reconozco que es lo más visitado, lo que todo el mundo identifica al instante como Santiago de Compostela. Si a mí me preguntan qué es lo más significativo de esta ciudad empedrada diré que es la magia. Magia en cada uno de sus rincones en forma de música, de pintura, de voces melodiosas, de olores, de lenguas desconocidas, de títeres y actores, de poesía, de jazzman con su guitarra, de castañas asadas…
    La magia… porque habelas hailas.

    diciembre 9, 2010 en 9:16 am

    • Tienes razón Xiana. El entorno mágico se nota por todas partes, incluso en las cosas más predecibles y hechas de cara al visitante como ese gaitero en el soportal del lateral de la catedral, que llevo escuchando cuarenta años (no al mismo, claro…) y que si falta hay algo que no cuadra. En el último viaje estuve escuchando un gran rato a un jazzman argentino que toca la guitarra disfrazado de jazzman negro, en la plaza de atrás de la catedral, ¡qué bueno es!
      Besos.

      diciembre 9, 2010 en 9:46 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s