personal

Dependiendo de la altura…

una vez que te tiras o te caes o te tiran o te dejan caer, da lo mismo que te rescaten o que lancen una “línea de auxilio”. Hay alturas que matan. Hemos entrado a jugar un partido que no podemos ganar, no hemos cambiado las reglas del juego y los que deciden qué, cómo y quién juega no van a cejar en su empeño.
Estábamos al borde del precipicio según ellos, y nos han ayudado. Otra gran mentira.


Ya puestos a hacernos tragar…

Pues eso, que ya puestos nos hagan comernos los higos chumbos sin pelar y con toditas sus espinas.
Tanto ayer Juan Roig, el dueño de Mercadona, como hoy el ministro Montoro insisten en que de la crisis se sale trabajando más, que trabajamos poco y somos poco productivos y eso no nos lo podemos permitir.
Del “ladrillazo” y de los bancos no hablamos, que ellos no tienen ni culpa ni nada que aportar.
Que no podemos permitirnos este nivel de vida que tenemos, que o trabajamos más o nos intervienen…
Te dan ganas de perder la compostura y decir de verdad qué es lo que yo haría con los higos chumbos. De buen rollito.


El gran teatro del mundo

Nos preparamos para la representación probablemente más importante de nuestras vidas. Pero quiénes son los actores y quiénes el público, y sobre todo quién es el director de escena…


Mientras pueda ver la luz

Quisiera ser optimista respecto a lo que nos espera pero no lo consigo. No veo la luz al final del túnel. Nos pondremos en manos de los mercados, que llevan tiempo tendiendo su tela de araña en la que no faltan amenazas sobre una posible ruptura de Europa, del euro, de todo lo que se menea a menos que se tomen medidas para calmar a ese monstruo insaciable e invisible que se disfraza de prima de riesgo, recesión, o gobiernos nacionales en manos de “técnicos” que no hacen ni más ni menos que llevarnos directos a nuestra ruina personal y social.

El título de este post lo he tomado de la traducción de una célebre canción de un grupo de rock de los de mi época, los Creedence Clearwater Revival. La canción es Long As I Can See The Light.

La letra dice así:

Put a candle in the window
‘cause I feel I gotta move.
Thought I’m goin’ goin’
I’ll be comin home soon
long as I can see the light.

Pack my bag and let’s get moving
‘cause I’m bound to drift a while.
When I’m gone gone
you don’t have to worry
long as I can see the light.

Guess I’ve got that travelin’ bone
‘cause this feeling won’t leave alone.
But I won’t won’t
be losin’ my way
long as I can see the light.

Long as I can see the light, pero de momento no puedo.


Hojas acomodaticias

Estas plantas dejan que sus hojas vayan a favor de la corriente. Nosotros podemos elegir ir en contra.


La guitarra y yo (6)


Ya estoy de vacaciones!!
Mañana salgo de viaje y estaré fuera un par de semanas. Por si no tengo tiempo de publicar nuevas entradas en estos días os dejo una música que compuse hace unos cuantos años. Espero que sea una buena compañía 🙂


Nunca más

Hace mucho que el 18 de julio dejó de ser fiesta nacional. Y sin embargo no se borrará de nuestra memoria histórica. Hoy se cumplen 75 años del comienzo de la guerra civil. Málaga quedó en el bando republicano. Un año más tarde la población civil que huía por la carretera de Almería fue masacrada por los cañonazos de los barcos de guerra de los sublevados contra la república y por las bombas de la aviación de sus aliados. Mi madre, con 6 años, iba en esa huida. Sus recuerdos de los horrores de la guerra son perfectamente nítidos.
Ninguna guerra, por ningún motivo, nunca más.


Aquella luz

DSC_0022

Hice esta foto hace unos meses, ahora este farolillo que me acompañó muchos años ya no está, hubo que sustituirlo. Sin embargo a las golondrinas que viven gran parte del año en mi casa no les ha importado el cambio, siguen usando el nuevo como atalaya desde donde entran y salen continuamente…


Un poco de serenidad


Sé que algunos de los que visitáis de vez en cuando el blog podréis llegar a pensar que lo tengo un tanto abandonado. Es cierto. Aun más se nota en que no dejo comentarios en ningún blog de los que visito y parece que he perdido el interés. Os visito, pero no dejo comentarios. Mal hecho, lo sé. Sin embargo, siento que es momento de estar pendiente de otras cosas más generales, por ejemplo lo que se está viviendo en el mundo islámico; lo que de ello resulte marcará un antes y un después en nuestro tiempo. Hay cosas que no veo del todo claras y no me gustaría que se perdiera esta oportunidad de hacer un mundo diferente en países tan cercanos por tantos motivos a nosotros, y además pienso que el futuro próximo de pueblos como el saharaui y el palestino pueden tener mucho que ver en cómo acabe toda esta ola de revueltas. Ante ello mi historia personal y mis aficiones pasan a un segundo plano por un tiempo.
Os dejo este paisaje marino que espero que os aporte la serenidad que a mí me da el mar. La foto es de hace dos días en la playa a la que vamos normalmente. Está hecha con el móvil pero creo que refleja la serenidad de este mediterráneo que nos baña tanto a nosotros como a gran parte de los países del Magreb.


Esto es cultura pirateada

Estoy un poco harto de tanta tontería publicada estos días especialmente en el diario El País (¡quién te ha visto y quién te ve!) puesta en boca de representantes del mundo de la cultura (de los creadores como ahora se llaman, alguien les habrá dicho que llamarse a sí mismos artistas no está bien visto) a propósito de la ley Sinde. Y siguen llamándonos piratas de la cultura. No hombre, no. Esto es cultura pirateada. Es un templo griego y está en el British Museum. Esto es robar. Es tangible y no se puede compartir. Al menos ahora no cobran la entrada…