Más reciente

Nosotros vs los mercados


Sigue siendo otoño

Mientras pueda ver la luz

Quisiera ser optimista respecto a lo que nos espera pero no lo consigo. No veo la luz al final del túnel. Nos pondremos en manos de los mercados, que llevan tiempo tendiendo su tela de araña en la que no faltan amenazas sobre una posible ruptura de Europa, del euro, de todo lo que se menea a menos que se tomen medidas para calmar a ese monstruo insaciable e invisible que se disfraza de prima de riesgo, recesión, o gobiernos nacionales en manos de “técnicos” que no hacen ni más ni menos que llevarnos directos a nuestra ruina personal y social.

El título de este post lo he tomado de la traducción de una célebre canción de un grupo de rock de los de mi época, los Creedence Clearwater Revival. La canción es Long As I Can See The Light.

La letra dice así:

Put a candle in the window
‘cause I feel I gotta move.
Thought I’m goin’ goin’
I’ll be comin home soon
long as I can see the light.

Pack my bag and let’s get moving
‘cause I’m bound to drift a while.
When I’m gone gone
you don’t have to worry
long as I can see the light.

Guess I’ve got that travelin’ bone
‘cause this feeling won’t leave alone.
But I won’t won’t
be losin’ my way
long as I can see the light.

Long as I can see the light, pero de momento no puedo.

Otoño

Torres más altas cayeron


Castillo templario en Ponferrada.

Hojas acomodaticias

Estas plantas dejan que sus hojas vayan a favor de la corriente. Nosotros podemos elegir ir en contra.

Volar es una opción